Desde Chile para el Mundo.

Tuesday, December 05, 2006

16 nov

16 nov
Ayer en la tarde nos quedamos en el Hotel conversando hasta que se hizo tarde; salimos a bailar al "Prince", pero tenia yo la vista en el reloj; a la una de la mañana le dije :" Nos vamos ?"
"Es temprano para irse, no ? O tienes algun plan?"
"Quisiera invitarte a mi Suite."- Le dije, en su oido. Ella se sonrojo, y dijo :" No sera muy seguido todo esto ? Apenas sabemos quienes somos."-
"Bien, si no quieres, sigamos bailando."- Dije, y la lleve a la pista; ella me miraba por si estaba enojado; yo trataba de no parecer enojado, pero lo estaba; queria tenerla , y en vez de eso, bailabamos ! A las tres de la mañana, dijo :" Ahora acepto tu invitacion."
Me lo dijo en el oido; me parecio una demora irritante, pero por supuesto, calle.La lleve en un taxi a mi Suite, y alli nos dimos un bano caliente juntos. Muy juntos.
Luego, a la cama; sus gemidos me acompanaron al mundo de los suenos; y como en suenos, oi que me decia :|" Tendre que irme temprano; esta semana tengo el turno de la mañana."
Asenti, ya en brazos de Morfeo; y no la escuche salir.
Desperte como a las diez de la mañana; me di una ducha helada, y mientras gritaba en el bano, pensaba en que estaba haciendo con esa chica; ahora todo giraba en torno a ella; y por experiencia, las mujeres solo traen problemas; asi es que decidi cortar esa relacion, que se hacia familiar, y peligrosa. Aun podia dejarla; el amor era suave y aterciopelado aun; cuando se vuelve caliente, ardiente, imposible de estar sin la persona amada, es muy dificil cortar una relacion.
Asi es que pedi un boleto para irme de alli; volaria hacia Santiago; anoraba algunas cosas de alla.
A las tres de la tarde, un botones me fue a dejar el boleto a mi suite; baje al salon de recepcion para avisar que me retiraba; pague la cuenta, y sali a buscar a Daphne a su trabajo.
La halle ya en los camarines, preparandose para irse. Me miro asombrada, y dijo :" Tu aquí? Como te las arreglas para entrar al sector de Instructores?"
"Una sonrisa basta."- Dije, sonriente. En verdad, los australianos (y australianas) que habia conocido, eran muy simpaticos y no hacian problemas por nada.
"Adonde me llevaras ? "- Pregunto, tomando su bolso .
"A la costa."- Dije, pensando en ver el mar por ultima vez.
"Mejor vamos a ver a mi madre; esta enferma, no grave, pero no quiero dejarla sola; si quieres no vas."- Me dijo, mirandome seria.
"Claro que voy ! Sera un agrado acompanarte."- Respondi, sorprendiendome su apego, pues preferia llevarme con ella a ver a su madre, en vez de decirme que tenia que hacer algo.
En un taxi, nos fuimos a verla; vivia en un sector tranquilo, en la calle Efron con Springvale- a menos de tres cuadras de su hija ! Asi, Daphne vivia casi de vecina de sus padres . El departamento era amplio, y decorado con muebles de los años ochenta; sus padres tenian unos sesenta años de edad; el hombre vestia un terno de casa, con zapatillas de tela con dibujo escoces; la madre estaba en cama; una cama amplia y matrimonial, con un respaldo decorado; creo que habian alli algunas insignias reales grabadas en la madera; su rostro era largo y fino, con una nariz perfilada; sus ojos grandes tenian ojeras azules, y su cabello tenia un color entre blanco y lila; sus manos eran largas y delgadas, con venas protuberantes, muy azules. Parecia mas de edad que su esposo, un tipo bajo y con rostro redondo.
"Ah, hija ! Me traes a tu amigo ? Jurgen ?"- Dijo ella, para mi asombro. Daphne se sonrojo, diciendome :" Le ha hablado de ti a mis padres; no te preocupes: todo ha sido bueno."
"Es que ahora que lo veo, se nota un caballero; no como algunos hombres de hoy en dia, que ... , bien, no es mi tema; y le agradezco tambien que me halla venido a ver."- Dijo ella, quien dijo llamarse Mary Hellen.
"Gracias; vengo de un pequeño pais tras la montana ; Chile. "- Dije, con orgullo. No que fuera tan patriota, pero parece que al salir del pais, el recuerdo es tan grande que a todos se les quiere decir de adonde proviene uno...
"Chile, ah, si ! Pinochet, no ? Ese general que goberno tanto tiempo... "- Dijo ella, tosiendo; Daphne le ayudo con un panuelo, y ella dijo :" Ah, esta tos ! Ayer vino el medico, y me dejo algunos remedios...pero sabe ? Son amargos ! "
"Tienes que tomartelos todos, madre ! Asi te mejoraras, y Jurgen podra verte en pie; mi madre es muy alta."- Dijo Daphne, con orgullo en la voz. Yo presentia que ella era larga, por como se doblaban las frazadas sobre la cama; en fin, que estuvimos alli algunos minutos, y luego Daphne dijo :" Nos vamos a ir, porque me invito al mar."
"Ah, tiene Ud. Un yate?"- Me pregunto el padre, de nombre Tom.
"No ! Solo quiero ver el mar; es muy hermoso."- Anuncie, y me parecio una respuesta tonta; enrojeci. Daphne me tomo del brazo, y salimos a la calle.
"En serio iremos al mar?"- Me pregunto, riendo.
"Claro que si ! "- Dije, llamando un taxi que pasaba cerca...Nos llevo a Beaconsfield Parade, y alli nos sentamos en una banca, mirando el mar; eran ya las dieciocho horas treinta y cinco minutos, y el sol se acercaba a la orilla del horizonte; pense en que si fuera hacia alla, estaria mas cerca de Chile ! Bien, el boleto que tenia en la Suite me llevaria alla- pronto.
"Que piensas, amor ? Te noto distante- extrano."- Dijo Daphne, con esa intuicion peculiar de todas las mujeres del mundo ; habia que mentir, y tome aire; le dije que pensaba en mi vida, y en las cosas que deberia estar haciendo, en vez de estar alli sentado mirando el mar.
"Ah, pensaba que te gustaba estar a mi lado ! Me equivoque?"- Pregunto, tomandome el brazo. La mire; sus ojos grandes parecian reflejar el agua del mar; sus cabellos eran el sol que se ponia, y su cutis albo, ya no sudoroso como antes, parecia la leche que se toma al desayuno...
"Por supuesto que me gusta estar contigo ! No te has equivocado."- Dije; y ella se acerco a mi; nos besamos; sus labios querian dar placer, lento, pausado, gozandose en algo delicioso; palpe sus brazos delgados, y senti el latir de su corazon al rozarlo; era fuerte, excitado por el momento. Me pregunte cuantas veces habria latido por otros ese corazon?
"No te vayas."- Me dijo, mirandome fijo; crei que me habia leido el pensamiento, y negue con la cabeza, porque la boca se me habia secado !
De alli nos fuimos cuando cayo la oscuridad sobre la gran ciudad; volvimos al "Prince", en el 29 Fitzroy Street, St Kilda, y bailamos al compas de su orquesta ; Daphne me mostro algunas celebridades que paraban alli, gente de la Television y el cine; no reconoci a nadie, pues desconocia (y desconozco) el ambiente artistico de Australia.
A las dos de la mañana salimos de alli, y la fui a dejar a su casa, diciendo:" Tienes que trabajar por la mañana; nada de trasnochar ahora."
"Me cuidas, y me gusta."- Dijo, dandome un gran beso, que tuvo por resultado llevarla a la Suite, y hacerla trasnochar ! Bien, era mi despedida de Australia !

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home

 

Free Blog Content