Desde Chile para el Mundo.

Thursday, September 14, 2006

Hildefonse


Desde hace algunos dias que hay un yate bastante grande anclado cerca de Anakena, y he logrado hacerme amigo de sus tripulantes, sobre todo de Lars Vohmsted, noruego, quien esta de vacaciones largas junto a algunos amigos suyos, todos de buena educacion; les sorprendio que pudiera nadar hasta ellos y de regreso, en ese lugar que no es tan seguro ; tambien les lleve algunas bellas conchas que saque del sector, y pase una tarde conversando con ellos hasta el oscurecer; me ofrecieron llevar a la playa en una lancha, pero lo rehuse, y volvi a nado; creo que algo me rozo el pecho, pero no podria estar seguro; en todo caso, lo que fuera, me dejo llegar a la playa sin danarme.
Con Mahiti fuimos hoy , y nos recibieron mejor; la mujer es espectacular, sobre todo con su trajecito de dos piezas, les dejo boquiabiertos; ellos tienen a bordo a dos damas alemanas, que sonreien todo el tiempo.
"Les invitamos al otro extremo de la isla; aca ya vimos el lugar y es hermoso."- Dijo Lars Vohmsted, quien es mas alto que yo, de cabellos cortos y rubios.
"Que me dices, vamos con ellos ?"- Le traduje ,del aleman, a Mahiti.
"Claro ! El tiempo esta bueno."- Acepto Mahiti, en castellano.
La musica dentro del yate es constante, con esos tambores y cantos haitianos que alegran la mente. Los demas son alemanes, y cantamos tanto las canciones de Tahiti como algunas de Alemania, que son entretenidas igualmente.
"Duermen bajo cubierta ? Tenemos dos cabinas desocupadas."- Dijo Lars, al anochecer; ya ibamos navegando hacia el lugar elegido .
"Hace calor; mejor aca arriba."- Me dijo Mahiti, cuando le traduje.
"Gracias, pero estaremos mejor aca arriba."- Dije, sonriente. Y cuando Mahiti se acomodo en el saco de dormir, la deje para ir a la cabina, en donde Hildefonse mantenia el curso , a baja velocidad; ella es rubia y de ojos celestes, y tiene un curso de navegacion, segun me dijo Lars, quien no se veia por alli.
"Hola. Como va el curso ?"= Le pregunte, mirando el radar; alli se veia la costa como una linea verdosa.
"Bien ! La mar esta tranquila; vientos suaves."- Dijo ella, sonriendo.
Observe que ibamos a cuatro nudos , y el ronronear de los Diesel era suave, casi como ir en un auto deportivo en una carretera despejada.
"Y Mahiti, duerme?"- Pregunto Hildefonse, sin soltar el acero del timon.
"Claro ! Creo que quiere verse bella en la manana."- Dije, mirando su cutis blanco y con algunas lineas delgadas alrededor de sus ojos.
"Ah ! Su rostro es terso como el agua ! Quien tuviera ese cutis."- Dijo ella, comprendiendo que yo se lo decia para que durmiera en vez de estar alli en la cabina de noche.
"Ensename a manejar esto."- Dije, y por supuesto que yo ya sabia ,en general, como se hace, pero estar con esa muneca rubia en la noche era excitante, y sus dedos me rozaban los mios, al irme explicando que hacer; sus ojos brillaban bajo la palida luz de la cabina. Miraba esos labios rosados, delgados y firmes; y me sentia muy a gusto alli.
"Jurgen ! Veo que no duermes !"- Me dijo Lars, entrando en la cabina.
"No necesito tanto sueno ! Y la noche esta deliciosa."- Le dije, mirandole; venia con un sweater de cuello de tortuga, y traia lentes de larga vista colgando de una correa al cuello.
"Hildefonse : vete a dormir, que manana estaremos en un lugar de ensueno."- Dijo a la mujer, y ella se despidio, y partio a su cama.
"Obediente y sana. Una mujer excepcional."- Dijo Lars, y me pregunte que tendria de excepcional, aparte de saber manejar un yate ...

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home

 

Free Blog Content